Plantan cara al fraude del empleo


el_diario

Plantan cara al fraude del empleo

NICE publica novela gráfica para concientizar contra las prácticas predatorias de agencias que ofertan trabajos

Juan Matossian / juan.matossian@eldiariony.com

PUBLICADO: NOV, 10, 2014 3:00 AM EST

@jcmatossian

A pesar de que los funcionarios electos y los gobiernos del estado y de la ciudad de Nueva York están aumentando sus esfuerzos para combatir los fraudes de las agencias de empleo, todavía hay cientos de inmigrantes hispanos que son víctimas cada año de las malas prácticas de algunas de estas agencias, en muchos casos por desconocimiento de la ley.

Por ello, New Immigrant Community Empowerment (NICE), una organización neoyorquina que lucha por los derechos de los inmigrantes, ha publicado una novela gráfica en español para educar a la población hispana sobre este problema.

Bajo el título “Ana busca trabajo”, la novela cuenta la historia de una trabajadora inmigrante que es defraudada por dos agencias de empleo a las que recurre para dar sustento a su familia. Al final, Ana se da cuenta que las agencias no han respetado la ley y que la han engañado para sacarle el dinero, y acaba ofreciendo consejos para que otros inmigrantes conozcan sus derechos y no caigan en las mismas trampas que ella.

“Escribir esta novela fue una experiencia muy poderosa y nació del deseo de ayudar a nuestra comunidad, especialmente a los que han sido víctimas de fraude”, dijo Jesús Morelo, coautor de la novela gráfica. “Comenzamos el proceso hace tres años, cuando nos hicimos pasar por clientes de agencias de empleo y nos dimos cuenta de los fraudes que cometen. Ha sido un proceso largo, pero nos ha permitido reflejar nuestras propias experiencias para crear algo útil para otros”.

Se han impreso 4,000 ejemplares de la novela gráfica que serán repartidos gratuitamente por los cinco condados y este miércoles será distribuida conjuntamente con EL DIARIO.

La novela está basada en las experiencias reales de trabajadores inmigrantes y miembros de NICE, como Lorena Ortiz, una empleada doméstica mexicana que ha tenido muchas malas experiencias con agencias de empleo en los más de diez años que lleva viviendo en Nueva York.

“Estoy harta de pagar dinero por adelantado y que luego me digan que no me pueden conseguir trabajo y no me lo devuelvan”, dijo Ortiz. “Y, si me encuentran empleo, muchas veces me piden que les entregue luego casi todo lo que gano a cambio”.

La directora de NICE, Valeria Treves, dice que el problema de las prácticas predatorias y fraudulentas de las agencias de empleo viene de lejos y que no ha mejorado demasiado en los últimos años, porque cada vez llegan más inmigrantes a Nueva York y para ellos muchas veces son las únicas fuentes para encontrar empleo.

Se aprovechan de aquellos que buscan trabajo desesperadamente para cobrarles dinero por adelantado y tarifas abusivas por servicio, y mandarles luego a trabajos que no existen o que pagan por debajo del salario mínimo, con condiciones laborales muy pobres”, aseguró Treves.

Entre 191 y 289 quejas por casos como estos se presentaron ante el Departamento de Asuntos al Consumidor entre 2010 y 2012. Esto no refleja sin embargo el alcance real del problema ya que, según la oficina del asambleísta Francisco Moya (D – Jackson Heights), la mayoría de los que han sufrido fraude por parte de las agencias de empleo no lo denuncian.

Por ello, Moya ha presentado una propuesta de ley ante la legislatura estatal que busca acabar con las malas prácticas de este tipo de agencias. El objetivo es establecer una regulación más dura para que dejen de cobrar por adelantado a sus clientes antes de encontrar trabajo. Y también para asegurar que no ofrezcan empleos que vayan en contra de las leyes laborales, respetando el salario mínimo y las horas máximas de trabajo a la semana, entre otras medidas.

“Por demasiado tiempo, los que buscan trabajo se han tenido que enfrentar a un panorama de agencias de empleo que se parece al Salvaje Oeste”, declaró Moya. “Estas agencias se aprovechan de nuestra población más vulnerable – los desempleados y los inmigrantes recién llegados”.

Lee también:


Piden inspecciones más rigurosas a sistemas de seguridad de vehículos

N.Y. inauguró su nuevo centro de transporte junto al World Trade Center

Buscan a hombre que le cortó la cara a una mujer (video)

Detienen a una mujer por apuñalar al novio en El Bronx


Este proyecto de ley no tiene sin embargo opciones de aprobarse hasta que se forme la nueva legislatura el año que viene, pero mientras la Ciudad está tomando cartas en el asunto.

El Departamento de Asuntos al Consumidor (DCA) ha decidido implementar por primera vez una estrategia para combatir actividades ilegales de las agencias de empleo, que incluye la apertura de una reciente investigación a 23 de estas empresas después recibir repetidas denuncias por supuestas malas prácticas, según su departamento de prensa.

“La búsqueda de empleo ya es un proceso estresante, por lo que queremos que los neoyorquinos sepan que si deciden utilizar una agencia de empleo, el Departamento de Asuntos de Consumidor está trabajando todos los días para asegurar que las agencias de empleo operen bajo la ley”, dijo la Comisionada del DCA, Julie Menin.

La Fiscalía General de Nueva York también anunció un acuerdo recientemente por el que cinco agencias de empleo que operaban en Queens y Brooklyn debían reformar sus prácticas irregulares para dejar de perjudicar a inmigrantes hispanos.

Utilice una agencia de empleo con licencia

Cualquier negocio en la ciudad de Nueva York que cobre una tarifa por encontrarle trabajo debe ser autorizado por el Departamento de Asuntos del Consumidor para operar como una agencia de empleo. Compruebe si una agencia de empleo tiene licencia del DCA en la página web nyc.gov/consumers o llamando al 311. Las agencias de empleo no pueden cobrarle por otros servicios como clases de capacitación o certificados como una condición para obtener el empleo. Las escuelas de formación de seguridad también deben estar registradas en la División de servicios de justicia criminal del estado de Nueva York (New York State Division of Criminal Justice Services) y las escuelas de camareros son supervisadas por el Departamento de supervisión de escuelas propietarias de estado de Nueva York (New York State Bureau of Proprietary School Supervision).

Cómo denunciar estafas de agencias de empleo

Si siente que ha sido estafado por una agencia de empleo, puede presentar una queja ante el Departamento de Asuntos al Consumidor en www.nyc.gov o llamando al 311. También puede contactar directamente con la Fiscalía General de Nueva York a través del (212) 416-8250 Para presentar una denuncia, no importa su estatus migratorio, y tampoco se le preguntará por el mismo.

Consejos para evitar fraudes

  • Evite las agencias de empleo que “garantizan” trabajos. Por ley, las agencias de empleo no pueden garantizar que le van a encontrar un trabajo. Las agencias sólo pueden referirle a trabajos que estén disponibles y que paguen por lo menos el salario mínimo ($8 la hora) según lo establecido por el estado de Nueva York y la ley federal.
  • Sepa cómo funcionan los honorarios de las agencias de empleo. Las agencias no pueden cobrar honorarios por adelantado por la mayoría de trabajos; sólo pueden cobrar una cuota por colocar una persona en un puesto de trabajo. Las cuotas no pueden exceder el monto máximo establecido por la ley y las agencias no pueden cobrar una cuota por solicitud o entrevista. Honorarios por adelantado sólo se pueden cobrar por trabajos domésticos, de hogar, trabajos manual, trabajadores industriales y agrícolas, y mecánicos calificados, además la cuota debe ser parte del cargo final. Si usted paga un honorario por adelantado, la agencia debe darle un reembolso si usted decide dejar de utilizar la agencia de empleo antes de que le encuentren un trabajo.
  • Exija un contrato por escrito y detallado. Las agencias de empleo deben darle un contrato y explicárselo completamente antes de que usted firme. Su contrato debe tener el nombre, dirección, y el número de licencia de la agencia, además debe incluir el tipo de trabajo, la cuota que le cobrarán y un calendario de pago del honorario que usted pagará. Asegure de que lo que está escrito es lo mismo que acordaron verbalmente. Antes de firmar, asegúrese de que la agencia le responda todas sus preguntas por escrito. La agencia debe darle una copia del contrato y un recibo por cada pago. Mantenga todas las copias en un lugar seguro.
  • No conteste preguntas ilegales. Está prohibido que las agencias le hagan preguntas sobre su nacionalidad, estatus migratorio, edad, hijos o estado civil.

Fuente: Departamento de Asuntos al Consumidor.

Una versión de este artículo se publicó en la edición impresa de El Diario del día 11/10/2014 con el título “Plantan cara al fraude del empleo”

Return To All Articles